Veterinarios Taurinos de Andalucía no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores ni de los comentarios agregados por sus lectores.


jueves, 6 de diciembre de 2018

DEHESA TAURINA ANDALUZA EN UN BELÉN



Ladislao  Rodríguez Galán

Afortunadamente la Navidad mantiene una de las tradiciones más entrañables: el Belén. Los tiempos cambian pero el "nacimiento" sigue vivo a través de los años. Casas particulares, instituciones e iglesias muestran estos días el Misterio de la Sagrada Familia como un símbolo de la España cristiana que muchos tratan de eliminar.

Pero también es verdad que el Belén se ha ido adaptando a las "modas" más diversas sin perder su verdadero espíritu. Los pastorcillos, las ovejas, el pozo, las lavanderas, el pescador en el río, etc... son personajes que no faltaban junto a los Reyes Magos y la Sagrada Familia, pero que en muchas ocasiones fueron sustituidos por muñecas, figuras modernistas e incluso por meros carteles colocados a lo largo de un camino arenoso. O construidos con azúcar y chocolate como hacen en Rute. Mil formas pero con un solo fin: recordar con cariño el nacimiento de Jesús.


Por esa innovación, sin faltar el respeto, nos ha agradado muchísimo el Belén que ha montado en su casa para disfrute de sus nietos, nuestro entrañable amigo José Luis Prieto, veterinario experto en el toro bravo. Es una idea muy original. 

Ha recreado una dehesa andaluza con un corredero donde caminan los toros hacia el portal. 
No faltan los caballos, los perros, algunos jabalís e incluso el camión de los toros aparcado a la vera esperando para cargar. Y fíjense si es detallista que no ha olvidado la figura del veterinario. Donde hay animales siempre hay un veterinario y aquí no podía faltar.
Muy simpático este Belén. Y como nos ha parecido ocurrente, se lo mostramos.